jueves, 27 de octubre de 2011

Tres colores para una boda


Morado ciruela, azul marino y amarillo.

Esos son los tres colores elegidos para darle un toque original y personal a esta boda: los zapatos morados de la novia, a juego con la corbata, los detalles del mismo tono de la tarta o el azul marino de los trajes. Esos son algunos de los detalles que destacan en esta boda. 

Por no hablar, claro, del amarillo en los ramos de las mesas. La verdad es que esta idea me ha servido para darme cuenta de que a veces, elegir unos tonos y convertirlos en los protagonistas de la boda puede ser una idea estupenda, tanto como hacer una boda en rosa, en azul o en verde... 

Y es que una boda en unos tonos definidos puede ser igual de impresionante que una boda en un solo color. Claro, hay que acertar en las combinaciones de colores para que el resultado no sea estridente, ni empalagoso, ni todo un desastre... ¿Se te ocurren ideas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario